sábado, 24 de marzo de 2012

EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA DESDE UNA PERSPECTIVA SISTÉMICA

 EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA DESDE UNA PERSPECTIVA SISTÉMICA

En las últimas tres décadas se ha producido una revolución científica silenciosa:  silenciosa porque casi no es conocida fuera del circulo científico, aunque bien documentada y accesible a través de una amplia gama de libros. Estos descubrimientos cambian como  debemos ver y considerar los sistemas sociales (comunidades, empresas, la economía, etc.)  en las que vivimos y actuamos. Los investigadores nos dicen que estos sistemas son 'sistemas complejos adaptativos'  que tienen algunas características especiales y sorprendentes. Ignorar estos descubrimientos significa renunciar a las ventajas y oportunidades que la ciencia moderna nos ofrece. 

   Quisiera resaltar una característica que es relevante para este artículo. Todos, aunque no de forma visible,  en estos sistemas estamos conectados de una forma u otra y nos  influimos mutuamente. Vivimos en una enorme red de interconexiones. Obviamente, usted está conectado con su círculo de amigos, pero cada uno de sus amigos tienen un padre, una madre y posiblemente hermanos a los que están conectados. Estos a sus vez tienen amigos. Sus amigos tienen compañeros de trabajo, y estos tienen su propio círculo de amigos, familias que a su vez tienen amigos, conocidos,  colegas, y así sucesivamente. No es difícil imaginar una red así.  Pero lo importante y sorprendente es el grado de influencia mutua que tenemos el uno sobre el otro y que estas influencias se puedan expandir por, yo diría infectar,  toda la red. Por ejemplo, si usted comienza a fumar hay una probabilidad no insignificante que un amigo, y otro amigo de este y el amigo de este, que usted no conoce, también comenzarán a fumar. Otro ejemplo, si usted se engorda, entonces hay una tendencia probada  que su mujer/marido o su mejor amigo y un amigo de este también puedan engordar. Una explicación radica en el hecho de que copiamos a otras personas casi constantemente y en las  redes invisibles que afectan a todos los aspectos de nuestra vida. A nivel más profundo intervienen aspectos neuronales, las neuronas espejo, y bucles de retroalimentación que pueden ampliar muy rápidamente un comportamiento copiado. 

   El filósofo Eric Hoffer decía una vez: "Si la gente es libre de actuar como quiera, lo normal es que las personas se imiten el uno al otro". Como muestra el dibujo, no  estamos solamente influidos por otros, pero también  influimos activamente; todos somos efecto y CAUSA al mismo tiempo. Darse cuenta de que cada persona, incluido usted y yo, tenemos el poder de influir en muchísimas personas, incluso en personas que no conocemos, nos da la posibilidad de influir positivamente en toda una comunidad.  Si entendemos 'ciudadanía' no como una pertenencia a un estado documentado, pero como se comporta un ciudadano en  público, entonces se puede entender cómo podemos influir para mejorar las cosas. Vivir en una sociedad como buen ciudadano implica recoger un papel en la acera, ofrecer su asiento en el bus a otra persona más mayor, dejar un sitio en mejor estado  de lo  encontrado, tomar pequeñas iniciativas para ayudar donde se pueda y tratar a otras personas con cortesía. Pronto este comportamiento ejemplar se contagiaría a otros y se pondría en marcha un bucle invisible. Lo que nos indica la nueva ciencia es esto:

!La ciudadanía será como usted elija comportase en público!

Nota: Estas ideas están reflejadas en el libro 'The Gardens of Democracy' por Eric Liu y Nick Hanauer. Otros libros sobre el tema  son 'Connected'  por Nicholas Christakis y James Fowler. También mi libro 'Introducción al Pensamiento Sistémico en seis Lecciones' puede ser útil.
Hanns-Jürgen Hodann (21-03-2012)




No hay comentarios:

Publicar un comentario